CARGANDO

Buscar

Nuestro amor es tan grande que no entra en un closet

Compartir

Por Fernando López

Una librería -@babel.lima-, una diseñadora -@rociodiestra-, y una agencia -@this.is.newnormal-, lanzaron en Lima Perú, una colección de tarjetas libres de prejuicios para celebrar un San Valentín de “amor en igualdad”. Las tarjetas muestran por primera vez en el Perú, a parejas de chicos, chicas y personas no binarias. 

Cada año en San Valentín encontramos miles de tarjetas que regalar a nuestro enamorado o enamorada, pero en ellos aparecen solo parejas heterosexuales, representando así a un único sector de la población. ¿Por qué no existen tarjetas que representen a todas las personas y a sus diferentes formas de amar?, se preguntaba Babel.lima en su página de Instagram.

Quise comprar algunas para regalarle a N. El envío de Perú a Argentina era complicado así que me puse a buscar ofertas más nacionales.  Me fui a Mercado Libre. Me encanta cuando aparece el cartelito Llega hoy. No encontré ilustraciones que me interesaran. Compré libros. Tres. Alegría, Las inferiores y Juego de Chicos de Facundo R Soto, escritor, periodista y psicólogo argentino. Todas las portadas de sus libros tienen buenas ilustraciones.  Miro en Internet. La crítica también es buena.

Busco “Cactus“, pero no la encuentro. Quiero ver las ilustraciones de Juan Malka de quien me han hablado bien. Encuentro una entrevista que el propio Soto le hace a Malka en el Diario Página 12.

“Creo que hay algo muy trolo en mi lenguaje pictórico: los colores, la paleta que elijo, la delicadeza pretendo que tengan las líneas pero en general no retrato escenas explícitamente gays. No porque lo decida, sino porque no me pasa. Lo más concretamente gay está retratado en mis diarios íntimos creo, porque tienen que ver con experiencias personales. Puedo perfumar con homosexualidad igual cualquier imagen que no aborde exactamente algo erótico”.

Interesante.

Leo en simultáneo a Facundo Soto y a Renato Pellegrini.

A principio de febrero N me regaló Asfalto, una novela de Renato Pellegrini, con prólogo de Mugica Láinez. La abrí y leí:

“Su encuentro, no sé por qué, resultaba importante en mi vida. Además, su presencia, esa comunicación inalámbrica que nos poseyó al vernos, ponía sobre el tapete, definitivamente, todas mis preguntas.

¿Era yo homosexual? (…)
Necesitaba encontrar a ese muchacho, verlo, hablarle, pues él, estaba seguro, ayudaría a descifrarme”.

Mujica Láinez – Manuscrito –  “Asfalto”

Me río. No es una pregunta que deba hacerme. Soy homosexual.

N me llama por teléfono. Le cuento qué estoy leyendo. Dice que me enviará por Whats App una lista con los libros que debo leer, que más allá de los “dibujitos” él me va a llevar por el camino de la verdadera “ilustración”. A veces N es muy intenso. Decido pasar por alto la ironía o el deseo. Le pregunto si sabe de Cactus, la novela de Soto. Dice que va a averiguar, que no me soporta cuando me obsesiono con algo. Que de Soto mejor me lea Fotocopia. Parece enojado porque no le digo si me gustó su regalo. El lo hace por mí. Lo conozco.

Dice que me ha regalado un libro incunable que Ediciones Tirso se propuso publicar obras de temática homoerótica en un momento en el que la homosexualidad era un tema tabú. Que Pellegrini junto a Abelardo Arias crearon la editorial en 1955. Y que también había un tercer socio y era pintor, Dante Savi. Alarga la palabra pintor. Da por hecho que no es verdad. “No sé cómo no lo googleaste”, indica enojado.

Cuando fue que comenzó mi interés por las ilustraciones, me pregunta N. La culpa la tuvo el mítico Touko Laaksonen más conocido por Tom of Finland. Yo fui uno de sus marinero, policía y vaquero en mi temprana adolescencia. También algunos de sus dibujos fueron mis novios.

Tom of Finland, el ilustrador finlandés, creó algunas de las imágenes más icónicas de la cultura gay de la posguerra y aún hoy sus ilustraciones son mis preferidas. El influyó en toda una generación de artistas como Fassbinder, David Hockney, Andy Warhol, Robert Mapplethorpe, Henrik Olesen y en un desconocido como yo.

Ilustración: @sarahmaxwellart

N es un lector poderoso que acostumbra quitar las portadas de los libros para que las imágenes no lo distraigan.  Cuando lo conocí me recitó a Jaime Gil de Biedma. ¿Acaso tuvimos una revelación?, me preguntó ayer.

Pandémica y celeste: «Imagínate ahora que tú y yo/ muy tarde ya en la noche/ hablemos de hombre a hombre, finalmente. Imagínatelo,/en una de esas noches memorables/ de rara comunión, con la botella/ medio vacía, los ceniceros sucios,/ y después de agotado el tema de la vida./ Que te voy a enseñar un corazón,/ un corazón infiel,/ Desnudo de cintura para abajo,”.

LIBROS RECOMENDADOS POR N

• Coto vedado, Juan Goytisolo
• Hospital Francés, Daniel Gigena
• La loca del frente,
Pedro Lemebel
• Nombre de Guerra, Claudio Zeiger
• Tengo miedo torero,
Pedro Lemebel
• El paseante Cándido, Jorge Angel Pérez
• Me enamoré de una vegetariana, Patricia Kolesnicov
• Las amistades particulares,
Roger Peyrefitte
• El beso de la mujer araña, Manuel Puig
• Fotocopia, Facundo R Soto
• El ángel de Sodoma, Alfonso Hernández Catá
• Antes que anochezca, Reynaldo Arenas
• La ilusión de los mamíferos, Julian López
• En breve cárcel, Silvia Molloy
• Paradiso, José Lezama Lima
• Monte de Venus, Reina Roffé
• Los fanáticos, Carlo Coccioli
• Fruta prohibida, Jeanette Winterson
• Las aventuras de la China Iron, Gabriela Cabezón Cámara
• Dos damas muy serias, Jane Bowles
• El regreso del hijo pródigo, André Gide
• Voy a hablar de Sarah, Pauline Delabroy-Allard
• Manual para mujeres de limpieza, Lucia Berlín
• El precio de la sal, Patricia Highsmith