CARGANDO

Buscar

Andrea Alkalay: Paisajes construidos para ver otra cosa

Compartir

Entre más de veinte mil imágenes, una serie de ocho “fotografías dobles” de la argentina Andrea Alkalay, resultaron ganadoras de la segunda edición del premio Latin America Professional que se otorga como parte de los Sony World Photography Awards 2021

Paisaje sobre paisaje, fue el título que eligió la fotógrafa para nombrar la serie. El titulo refleja lo que vemos y a la vez hecha a volar la imaginación porque tal como dice la propia Andrea ¨son paisajes construidos para ver otra cosa¨. La idea sobre la que trabajó tiene como antecedentes Forma breve, otro trabajo donde exploró el color, el volumen y los símbolos.

Graduada de la Carrera de Diseño Industrial (UBA), con una profunda sensibilidad y agudeza ante el mínimo detalle,  ha participado en numerosas exposiciones. El Latin America Professional no es el primer premio que gana, también obtuvo el premio Foro de Portfolios en el InterFestival de la Luz. 

Publicó el foto libro Naturaleza incierta, un libro de cuidada calidad, sugerente y fuerte. 

En la actualidad Andrea sigue investigando nuevas ideas. “Estoy intentando hacer cosas con nuevos materiales para decir algo, y ese algo, seguramente tendrá que ver con mi contexto inmediato, cercano. Mi casa”, señaló a revista Be Cult.

Paisaje sobre paisaje. Por Andrea Alkalay 

Paisaje, según se detalla en una de sus definiciones, es el espacio natural admirable por su aspecto artístico / escenográfico.

“Lo experimentamos según nuestra capacidad de percepción. Vemos lo que sabemos. Me interesa la idea de la naturaleza como construcción cultural y la composición de  un nuevo paisaje con otras lecturas. La relación entre la fotografía y el paisaje es insuficiente, considerando que la lente no puede capturar la experiencia de haber estado ahi”.  

Previous
Next

“Exploro lo ilusorio del paisaje natural y su descomposición cromática digital, transfiriendo lo captado en un sentido (la vista) a los códigos de otro sistema (RGB)”. 

“La serie presenta un diálogo entre figuración / abstracción donde lo auténtico se encuentra con lo manipulado, superponiéndose. En primer término está la escenografía monocromática, y en segundo plano el trasfondo digital. Estas dobles fotografías combinan códigos opuestos que se atraen como la percepción del color por su ausencia o la planitud del papel a través del doblez”. 

“Las gamas cromáticas se revelan mediante el plisado que da volumen a la impresión irrumpiendo la geografía con otra topografía en paralelo. Son gestos manuales que ponen atención en los artificios y en la materialidad del objeto fotográfico. Subrayo el efecto de arrastrar al terreno de lo artificial lo que viene dado por el orden de lo natural”.