CARGANDO

Buscar

Agustina Comedi: Una mirada del cine Queer

Por Belén Ruiz

La guionista y realizadora argentina desafía la estética patriarcal con un cine que visibiliza al colectivo trans y disidente. Profundiza en su propia historia familiar y construye un espacio para la memoria. Su último lanzamiento, Playback. Ensayo de una despedida (2019), fue premiado en el Festival Internacional de Mar del Plata y ganó el Teddy Award al mejor corto LGBTQ en Berlinale 2020.

La cineasta cordobesa, Agustina Comedi, desembarcó en el océano cinematográfico de la mano de El silencio es un cuerpo que cae (2017), un relato íntimo sobre la memoria de su padre y la de una generación silenciada por la dictadura. El multipremiado documental reconstruye la voz de una comunidad que sufrió la discriminación por su diversidad sexual y de género.

Con su cine reivindica la memoria, la militancia y la identidad. No solo abraza a las disidencias sino que también se atreve a indagar en su historia familiar: “Profundizar en mi origen hizo que pudiera entenderme más y entender a mi familia. Creo que complejizó mi mirada con respecto a muchas cosas de la vida misma y la humanidad”.

Realizó sus dos películas a partir de filmaciones caseras en súper 8, archivos en VHS y algunas entrevistas. En su segundo trabajo, Playback. Ensayo de una despedida (2019), recorre la historia de un grupo de actrices transgénero y drag queens de finales de los 80. “Noche tras noche, en cada playback, les robabamos a las divas un poco de la eternidad que el mundo nos negaba”, relata Delpi, la única sobreviviente del grupo Kalas y la protagonista del corto documental.

¿Cómo nació el cortometraje?

Playback se desprende de El Silencio es un cuerpo que cae, mi primera película. Casi al final, sobre el proceso de montaje, la conocí a Delpi y me interesó mucho ella y su historia. Entonces el vínculo se volvió muy intenso y me quedé con muchas ganas de profundizar en su historia y en la del grupo Kalas. Era un colectivo de transformistas y mujeres trans, que surgió en Córdoba, en los años 80, con la reapertura democrática, y hacían shows cuando todavía estaban vigentes los edictos policiales que las llevaban presas por vestir ropa contraria a su género. Y también la crisis del sida les pegó super fuerte.

¿Qué te conmueve de su historia?

La comunidad y las lógicas de solidaridad entre ellas. Son una familia elegida y eso es algo que nos pasa mucho a quienes no adscribimos completamente a la heteronorma y que nos fugamos y armamos otro tipo de comunidades. El corto terminó hablando de eso, de estas familias elegidas que son fundamentales para la supervivencia.

Be Cult Agustina Comedi

¿Qué elementos inesperados aparecieron durante la realización?

En el final del rodaje, cuando estábamos ya en el proceso de montaje, muere la Colo, que fue la gran amiga de Delpi. Al principio yo estaba más en la cuestión de la resistencia y a partir de la muerte de ella se volvió mas fuerte esta sensación de la potencia vital de la comunidad, de la amistad y de esta familia elegida. Eso impactó en la película con mucha fuerza y la terminó transformando.

¿Qué significó recibir un premio Teddy?

El Teddy es un empujón enorme, yo le tengo mucho cariño porque dentro de los premios LGBT es el más antiguo, tiene mucha trayectoria, lo ganó gente a la que yo admiro profundamente así que fue un honor. Al mismo tiempo a los premios hay que tomarlos como algo que facilita pero hay que seguir trabajando. No quedarse ahí, no hacer las cosas para eso. Si llega se celebra pero el objetivo del hacer nunca pueden ser premios.

¿En qué te transformó construir películas tan ligadas a tu historia familiar?

Creo que complejizó mi mirada con respecto a muchas cosas de la vida misma. Esta cosa tan tridimensional de la humanidad. Cuando lográs profundizar en universos más chiquitos ahí aparece una clave sobre la humanidad entera. Algo que me transformó tiene que ver con la figura de la piedad, esa mirada más benévola y más blanda con respecto a las personas. Eso es algo que me quedó después de las películas.

¿Qué lugar ocupan las mujeres y disidencias en la industria audiovisual?

Las mujeres y las disidencias cada vez ocupamos más lugares adentro de la industria. Aunque sigue siendo una industria sumamente machista donde hay ciertos roles que son exclusivamente ocupados por varones. Muchas veces para que las mujeres o las disidencias puedan desempeñar esas mismas funciones adentro del set tienen que dar disputas enormes y verse sometidas a un montón de violencias. Si bien en los últimos años se habilitó más espacio, producto de nuestra lucha, todavía falta mucho camino por recorrer.