CARGANDO

Buscar

José Núñez. Detrás de los éxitos de la TV argentina

Compartir

Por Claribel Terré Morell

José Núñez

Es el hombre detrás de algunos de los programas que más éxitos han tenido y tienen en la televisión argentina. También es el productor general de Jotax, productora dedicada al entretenimiento, el periodismo, la investigación y las transmisiones en vivo que incursiona en internet y publicidad. Tiene un olfato casi único para predecir lo que va a funcionar. Elige el bajo perfil y niega el calificativo más usado cuando en la industria se habla de él. Dice que no es el rey inteligente de los productores de la televisión argentina actual.

Nació en 1974 y comenzó a trabajar en la tele en 1997 como asistente de producción en América TV. Desde entonces fue productor ejecutivo y productor general de diversos formatos como Indomables, Cuestión de peso, Infama, Desayuno Americano con Pamela, Intratables con Santiago del Moro, Animales Sueltos con Alejandro Fantino, Debo Decir con Luis Novaresio, Incorrectas con Moria Casán, Santo Sábado con el Pelado López y Soledad Fandiño, Estelita en casa y el recién comenzado Los Mammones, con Jey Mammon, entre otros.  

Ha obtenido el Premio Konex y varios Martín Fierro.

– Se dice hoy que el rey inteligente de los productores de la televisión argentina eres tú. ¿Estás de acuerdo?

No, en absoluto. Sí me considero experimentado, trabajador, audaz, pero no “rey”, ja

– ¿Que está aprendiendo la televisión de la pandemia?

A que la tele no para, que siempre hay una manera de seguir. También que la gente pierde interés en tantas pálidas, la tele se transformó en mucha tensión. Hay que revertir eso. Informarse sí, asustar, no.

– Sin dudas eres el artífice de los programas de televisión que más éxito han tenido o están teniendo. ¿Cuál es tu mayor virtud? ¿Olfato o ser un gran vendedor?

Creo que la mayor virtud en un trabajo de equipo es poder obtener lo mejor de cada integrante, tratar de ejercitar el olfato, aprender con aciertos y errores y jugar fichas nuevas, intentar no quedarse cómodo sino buscar más y mejor calidad.


La tele se transformó en mucha tensión. Hay que revertir eso. Informarse sí, asustar, no.

– La gente tiende a hacer mucho caso de lo que se dice en la televisión ¿Es una responsabilidad para ti? 

Sí, claro, en la televisión hay que ser responsables, sobre todo en temas como la salud, la violencia, entre otros. 

– ¿Crees que uno aprende más riéndose que llorando? 

Se aprende de ambas maneras.

– ¿Qué hace que un programa de televisión triunfe? ¿Tienes alguno preferido sobre otros?

Son muchos los factores que hacen a un éxito. La temporalidad de la idea, el carisma del conductor, el contenido preparado por la producción y un toque de suerte. No es fácil hacer un éxito en la tele, es más bien difícil. Mis programas preferidos, hoy por hoy, son los documentales.

– Cuando no funciona, ¿Sabes por qué?

Probablemente porque algunos de los factores nombrados más arriba fallaron. Puede fallar la temporalidad de la idea (ser muy bueno pero no es el momento), puede fallar el carisma del conductor o el contenido…

– ¿Calidad o rating?  

Hoy priorizo la calidad al rating. Creo que el público agradece programas de calidad y calidez.

– ¿Cuáles son los ingredientes que siempre atraen a los espectadores? Yo estoy tentada a decir que el morbo ocupa el primer lugar…

Creo que son épocas, hay tiempos de morbo, cuando sucede algo como la muerte de Maradona. Hay épocas de polémica política, por ejemplo cuando se acercan las elecciones. Hoy es una época que la gente quiere entretenerse, descolgar un poco la cabeza de tanta pálida. Depende del momento, a eso le llamo la temporalidad del proyecto y el contenido.

– Esto me da pie para otra pregunta, con tantos conductores, panelistas y/o figuras mediáticas en tus programas ¿Cómo solucionas el problema de los egos e inseguridades y demás que los espectadores vemos en ellos y los que no vemos? 

Hay mil problemas de ego, conflictos entre colegas, todo el tiempo. Realmente no les doy importancia y trato de desactivarlos de raíz. Lo único que importa es el programa y la audiencia. Los problemas de ego no van con este tiempo. Que pase el que sigue sino.

– ¿Con quién  te gustaría trabajar?

Trabajé con grandes figuras de la tele, con gente muy inteligente y grande. No tengo deseos puntuales, pero sí me gustaría trabajar un proyecto con Suar, con Ortega, Yankelevich, entre otros capos de la industria.


Hay mil problemas de ego, conflictos entre colegas, todo el tiempo. Los problemas de ego no van con este tiempo. Que pase el que sigue, sino. 

– ¿Se puede hablar de un humor marca JOTAX?

Empezamos hace poco con el humor, con Jey Mammon en su personaje de “Estelita” que ahora se convertirá en un show más grande Los Mammones. Siempre me gustó colar el humor en mis programas. En mi época en Intratables era un show del humor generado por el musicalizador, efectos, etc. Lo mismo con programas como Indomables, Duro de domar.

– Los efectos de sonido se convirtieron en un sello registrado del show político en la televisión y en la Argentina, eso se debe a tí junto a otros “modelos también creados por ti” ¿Trabajan las televisiones para los políticos o los políticos para las televisiones?

La TV trabaja para el público. Desde ya que hay intereses de diferentes actores de la sociedad, políticos, empresas… para con ella. La televisión es una vidriera muy fuerte.

– En 2014 dirigiste un documental sobre la vida del Papa Francisco y una revista dedicada al Sumo Pontífice. ¿Eres católico? ¿Cómo te llevas con el papel de la iglesia?

Creo en la naturaleza como Dios absoluto, no pienso en un dios de barba blanca, pero sí creo que la naturaleza en sí misma es ese ser superior que creó el universo.

La iglesia no es mi palo, no tomé la comunión, no sé rezar, pero respeto a los millones que sienten ahí un motivo para creer. No me gusta lo oscuro que mancha a la iglesia. La pedofilia, por ejemplo.

– ¿Políticamente dónde te sitúas? 

Por lo que me tocó vivir en estos 46 años, no creo en los políticos, me sorprende el mundo tan violento, tan lejos de ser un mundo libre, feliz, donde no haya hambre, violencia. No creo en la política. Siempre trato de elegir al menos peor y es muy triste tener que votar así.

– En la época en la que todos quieren ser famosos ¿Por qué se conoce tu nombre pero pocas veces se ve tu rostro?

No es mi función ser famoso. Yo trabajo para quienes tienen el objetivo de ser celebridades. A mí me interesa que me conozcan en el medio de la tv, entre colegas, en la industria. Eso me interesa y creo que estoy encaminado a eso.

– ¿Te ves inventando un programa que funcione mundialmente?

Es uno de mis sueños. Mis amigos del trabajo, siempre me cargan cuando les digo “inventemos un hit mundial”. Me tengo fe

– ¿Cómo y con quién pasarías tu última noche antes de morir?

No pienso morir por ahora. Pero sí pienso pasar muchas buenas noches en familia, con amigos y con la mujer de mi vida.